Cuando estalló la burbuja inmobiliaria, muchos creían que el sector de la construcción estaba acabado. Pero nada más lejos de la realidad. Si, hubieron despidos, reducciones de salario y mucha gente se encontró con que la vida perfecta con la que siempre habían soñado llegaba a su fin. No obstante, ha sido un sector que ha sabido mantenerse a flote.

Creció más de un 20% en comparación con el año anterior

Muchos apuntan al año 2015 como el año de la recuperación económica. A pesar de haber estado sin un gobierno estable durante todo un año, parece que a algunos sectores han sabido crecer con fuerza a lo largo de este año 2016.

Esto lo ha dejado claro un informe de la oficina estadística comunitaria, Eurostat, que a lo largo del 2016 asegura que España ha contado con un crecimiento en el sector de la construcción. En un informe anterior, se decía que el crecimiento, solo en el mes de enero, ya superaba el 20%, por lo que el hecho de que se haya mantenido es un buen dato para los inversiones en este sector.

El sector de la construcción español creció un 20%

No son pocos los españoles que se pensaban que este sector estaba acabado y que la crisis iba a azotar muy duramente a los que estaban especializados en dicho sector. Pero si se mira su actividad a lo largo de todo el año, uno puede darse cuenta de que las empresas constructoras han sabido mantenerse a flote; se han organizado ferias en las que se hablaban de las nuevas tecnologías y herramientas para el sector de la construcción, muchas empresas han innovado en sus técnicas para crear formas más efectivas para abaratar costes…

¿Se puede hablar aún entonces de una crisis del ladrillo? Para nada, puesto que para 2017 se espera que este sector crezca todavía más y eso atraiga a nuevos inversores. No obstante, la inversión en construcción de nuevas viviendas todavía avanza con mucho recelo de recuperar las inversiones de hace ocho años.

Dejar respuesta