Hay que echar un poco la vista atrás para darse cuenta de algo, ¿realmente en los colegios se enseña a los niños a reciclar? Si, contratan a mucha gente para que den charlas sobre su trabajo en materia de reciclaje, pero, ¿se les enseña como es debido?

Algunos colegios no escatiman en esfuerzos

Algunos dirán: cada colegio tiene sus propias normas. En efecto, cada colegio tiene su propia forma de impartir la enseñanza a los más pequeños como consideren oportuna, pero, ¿por qué no todos predican con el mismo ejemplo en materia de reciclaje?

Un buen ejemplo son los libros de texto que los niños tienen que usar todos los cados. Cada dos o tres años, estos libros de texto se cambian por otros nuevos. Y son muy pocos los colegios que piden a los estudiantes que dejen los viejos para que los puedan aprovechar los que vengan al año siguiente. Esto no solo supone un gran ahorro para las familias de esos niños, también un gran ahorro en papel. Y si se siguieran usando esos libros un par de años más, porque en muchas ocasiones el cambio de contenido es mínimo, aún se podría ahorrar mucho más.

Los colegios y el reciclaje

A la hora de hacer manualidades si que se ponen de acuerdo los centros docentes, puesto que los niños utilizan materiales que pueden traer de casa: canutos de papel higiénico, folios usados, papel de periódico… y hacen figuras o esculturas usando todos estos materiales. Una forma estupenda de enseñarles a los niños más sobre el mundo del reciclaje.

Pero, ¿de qué otras formas podría un centro educativo motivarles a este respecto? Pues colocando diferentes contenedores para separar el plástico y el cartón de los residuos orgánicos o enseñándoles formas de ayudar al medio ambiente. Otra forma seria organizando concursos en el mismo colegio, para que los más pequeños se diviertan compitiendo para ganar un premio.

Dejar respuesta