El Paracetamol ha ido ganando espacio en nuestros botiquines por su relativa poca toxicidad y su amplio espectro de actuación pero ¿Realmente son tan efectivos como creemos?

Según estudios recientes, liderados por Andrew Moore, profesor honorario de la Universidad de Oxford,  el paracetamol no tendría un efecto decisivo en dolores de espalda crónicos o en artritis. Así lo ha demostrado un ensayo clínico que apuntan que el medicamento no sería mejor que el placebo para las artritis o el dolor crónico de espalda. Desde el Centro Cochrane, el British Medical Journal y The Lancet apoyan la posición de Moore y aseguran que sería bueno replantearse su uso y su recomendación.

De hecho, el Instituto Nacional de Salud Inglés ya ha dejado de recetar paracetamol a todos los pacientes con osteoporosis ya que sus posibles beneficios no compensan todos los efectos secundarios que pueden llegar a causar.

De hecho, según el mismo estudio el paracetamol es indicado para dolores agudos repentinos, como el dolor de cabeza o el posoperatorio sólo en algunos casos, no en todos. De hecho sólo funciona a 4 de diez personas, una cifra realmente baja.

Otro de los aspectos relevantes del estudio que ha levanto interés ha sido el desconocimiento de cuales son las dosis recomendadas del paracetamol. Muchos de los encuestados no saben cual es la dosis máxima diaria, unas ocho pastillas de 500 gr.

Este desconocimiento puede llevar a graves consecuencias, ya que un consumo excesivo puede llevar a una insuficiencia hepática, renal o infarto de miocardios.

El rey de la farmacia

Actualmente el paracetamol es el medicamento más vendido en las farmacias españolas, sólo superado por el omeoprazol (protector estomacal), que llega a vender 54.4 millones de envases solo en España. Les sigue el ibuprofeno, la hidroclorotiazida, que es un diurético, el metamizol y el ácido acetil salicílico.

Dejar respuesta