Participar en redes sociales mejora la rentabilidad en autónomos y pymes, por ello es importante conocer la red social más utilizada por el público potencial del negocio.
     
Las redes sociales es uno de los grandes fenómenos que ha nacido gracias al avance de las tecnologías en temas de comunicación. El crecimiento ha sido tan extraordinario que es difícil encontrar a alguna persona que sea ajena a cualquiera de las diferentes redes sociales.
     
Debido a la gran cantidad de personas que participan en las redes sociales, las grandes empresas han desarrollado nuevas estrategias de marketing donde potencian su presencia en ellas. Pero no solo es una oportunidad única para las grandes marcas, también es una ocasión para que autónomos y pymes se den a conocer a través de las redes sociales y así aumentar sus ingresos en internet. Por tradición, las pymes se aislaban de los grandes canales de marketing, pero con una buena planificación obtendrán una experiencia muy positiva.

 

Las nuevas tecnologías permiten a pymes y autónomos lanzarse a las campañas de marketing.      


La rentabilidad que alcanzan los autónomos y pymes invirtiendo en las nuevas tecnologías está demostrada. Son capaces de captar más clientes, dar visibilidad a su marca e incrementar las ventas o servicios. Existen diferentes tipos de redes sociales, por ellos, deberán decidir cuál son las más atractivas para sus clientes potenciales.
     
Muy pocos autónomos pueden permitirse el lujo de contratar a un community manager para centrarse exclusivamente en trabajar su marca en la red. Por lo tanto, es el propio autónomo quien debe valorar si merece el esfuerzo de tiempo y dinero fomentar su presencia en las redes sociales.
Hay que reconocer el público al que queremos dirigirnos, y tener en cuenta que la mayoría de usuarios en las redes sociales son gente joven, cosa que puede no corresponder con el producto al que se dedica la empresa.

 

Una vez se tiene claro la red social que mejor se adapta al servicio o producto, el siguiente paso es crear un plan sobre lo que realmente se busca alcanzar con la presencia en la red. Conociendo el público potencial, lo siguiente será definir si queremos captar nuevos cliente, mejorar la imagen o recolectar opiniones sobre el trabajo realizado. Lo más importante que se necesita es contenido. Mediante el marketing online se puede mostrar información que esté relacionada con el trabajo, enseñando a los usuarios el dominio sobre este.
     
Es elección de cada autónomo determinar que redes sociales más generales o específicas convienen a su sector. La más imprescindibles son quizás  Facebook y  Twitter, por el elevado número de usuarios y su influencia. Facebook contiene la abrumadora cifra de más 1.650 millones de usuarios en el mundo, por su lado, Twitter dispone de 300 millones de personas de todo el planeta.

Dejar respuesta