Esta idea es de José Vicente, un diseñador portugués que quedó finalista del Concurso de Diseño Internacional CIFIAL “Feel the planet Earth”.

Aparte de la posible rentabilidad económica de la misma, hay que reconocer que éste sería el camino lógico a seguir, en nuestra situación energética actual. El aprovechamiento de todo tipo de energía, sea ésta del tipo que sea.

EnerGym

En este momento, resulta más rentable para un gimnasio seguir usando la energía eléctrica como lo hemos hecho hasta ahora, sin preocuparnos de su coste de producción, pero esto a la larga es inviable, como estamos viendo.

El objetivo de este proyecto es recuperar toda la energía mecánica generada en la misma instalación y volver a ponerla en uso.

La forma de conseguirlo sería sustituyendo todos los aparatos del gimnasio, ya sean mecánicos o eléctricos, por otros con generadores individuales de energía incorporados que funcionen con energía humana.

Por ejemplo, las bicicletas de spinning y las cintas de correr,  contarían con dinamos para generación. Los elementos flotantes que delimitan las calles en la piscina, con mini generadores hidráulicos. Las máquinas para ejercicios, las puertas, el suelo y los aparatos de step, con recuperadores de energía cinética. También se instalarían sistemas para el reciclado y la reutilización del agua.

EnerGym_1

Todos estos dispositivos estarían conectados en un sistema integrado, formado por los regulares de potencia y las baterías para almacenar la energía generada.

Esto permitiría el suministro de energía eléctrica para las demandas del gimnasio.

Este concepto sostenible también debería estar apoyado por el diseño arquitectónico, contando con sistemas activos de generación, como paneles solares fotovoltaicos y térmicos y los sistemas más avanzados de ahorro y aprovechamiento.

Dejar respuesta