Los tiempos con los cartuchos de tinta están cambiando muy rápidamente. Cuando aparecieron los cartuchos de tinta compatibles, o los de imitación de la firma Prink, muchos se alegraron de saber que podrían ahorrarse mucho dinero. Pero, ahora, la cosa es muy diferente.

Solo pueden ser cartuchos originales

Las últimas acciones tomadas por compañías como HP han hecho que en los últimos meses muchos clientes se lleven una gran sorpresa al encontrarse con que sus impresoras han dejado de funcionar porque no utilizaban los cartuchos oficiales de la firma. Esta misma táctica también va a ser utilizada por firmas como Epson y Canon.

El objetivo de esta vía de actuación era clara: combatir contra la piratería. Algunos usuarios que se enteraron de la noticia, y la apoyaron desde el comienzo, no esperaban que esta acción acabaría también por afectar a los cartuchos compatibles, que ahora ahora eran una opción mucho más económica que los oficiales de las grandes marcas.

Cartuchos de tinta, de lo más caro pero lo más necesario

Así pues, ¿ahora que pueden hacer los usuarios? Pueden buscar por internet proveedores de cartuchos de tinta, ya que en la red hay muchas ofertas interesantes, pero muchos se han quedado muy desilusionados con esta decisión tan drástica que ha afectado a millones de consumidores de estas grandes firmas.

Y no son los clientes los únicos afectados, ya que empresas como Prink también se han visto afectadas por esta actuación. De hecho, en los últimos meses la firma de cartuchos de imitación no estaba en su mejor momento por la aparición de la competencia China, que vendía los cartuchos más baratos a sus proveedores franquiciados. Y ahora, con el fin de la posibilidad de usar cartuchos de imitación o compatibles para las impresoras más famosas del mercado, esto ha sido de nuevo un duro golpe que va a terminar con ellos.

Por desgracia para muchos los cartuchos de tinta son algo necesario, y aunque ya se han demostrado en varias ocasiones que estos son tan, o más, caros que productos como perfumes de la marca Channel, las grandes compañías se mantienen firmes en el precio de sus productos.

Dejar respuesta